Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

See other formats


LECCIÓN 6 



Noé (onstruve un barco 



1^ 



Referencias: 

Génesis 6; 

Patriarcas y profetas, 

págs. 78-83. 



Versículo para 
memorízar: 

y 'enséñame a 

hacer tu voluntad, 

porque tú eres mi Dios'' 

(Salmos 143:10). 



o 



Objetivos: 

Los alumnos: 
Sabrán que 

los miembros de la 

familia de Dios desean saber 

y hacer la voluntad de Dios. 

Sentirán el deseo de 

hacer lo que Jesús 

les pide que hagan. 

Responderán haciendo 

cualquier cosa que Dios 

les pida que hagan. 



t> 



Mensaje: 

Los miembros de 
la familia de Dios 
desean hacer su voluntad. 



Tema del mes 

Mostramos amor al trabajar juntos en nuestra comunidad. 

Resumen de la lección 

Noé es un buen hombre que camina con Dios. Él y su 
familia viven en una época particularmente malvada de la his- 
toria de este mundo, tan malvada, que Dios ''se arrepiente" de 
haber creado a los seres humanos. Dios le dice a Noé que 
tiene planes de destruir la tierra con un diluvio. Le da los pla- 
nos para que construya un enorme barco que puede mantener 
seguros a él y a su familia. Noé sigue los planes de Dios en 
todo detalle. Construir el arca le lleva 120 años y la ayuda de 
muchas personas. 

Esta es una lección acerca de la comunidad 

Imagina cuánto tiempo se necesitó para construir ese 
barco de dimensiones tan gigantescas. Noé trabajó durante 
120 años. Otras personas trabajaron también durante todo ese 
tiempo. Piensa en cómo se comunicaron todos los detalles de 
semejante proyecto de construcción. La construcción del arca 
era un ejercicio de cooperación comunitaria. Dios todavía 
desea que su pueblo trabaje junto para cumplir su voluntad en 
favor de la humanidad. 

Para el maestro 

No sabemos exactamente cuánto medía un codo en esos 
tiempos, pero posiblemente equivalía a medio metro. Esto sig- 
nifica que el arca medía aproximadamente unos 150 metros 
de largo, 25 metros de ancho y 15 metros de alto. Con estas 
medidas el arca sería más alta que un edificio de cuatro pisos, 
tan larga como una y media cancha de fútbol y más ancha 
que una autopista de cuatro carriles. Algunos científicos pien- 
san que el arca pudo haber albergado a más de 45.000 anima- 
les. El arca era tan grande como los barcos grandes de hoy. 
(Ver el Comentarlo bíblico adventista, tomo 1, págs. 265, 266.) 

"Dios dio a Noé las dimensiones exactas del arca y explíci- 
tas instrucciones acerca de todos los detalles de su construc- 
ción. La sabiduría humana no podría haber ideado una estruc- 
tura de tanta solidez y durabilidad. Dios fue el diseñador y Noé 
el maestro constructor. Se construyó como el casco de un 
barco, para que pudiese flotar en el agua, pero en ciertos 
aspectos se parecía más a una casa. Tenía tres pisos, con una 
sola puerta en un costado. La luz entraba por la parte superior, 
y las distintas secciones estaban arregladas de tal manera que 



50 LECCIÓN SEIS 



COMUNIDAD 



todas recibían luz. En la construcción del arca se empleó madera de ciprés, que duraría cientos de 
años'' (Patriarcas y profetas, pág. 81). 

Decoración del aula 

Use láminas de animales para colgarlas en el salón. Prepare una silueta grande del arca de Noé 
usando una pieza grande de cartón. Coloque árboles artificiales, arbustos, flores, rocas y animales 
de juguete alrededor de ella. 



Deiarrollo del programa 



Sección 

Bienvenida 



Minutos 



Actividades 



Materiales necesarios 



permanente Reciba a los alumnos Ninguno 
a la entrada. Escuche 
sus problemas o motivos 
de gozo 



o 



Actividades 
preliminares 



hasta 10 A. Se necesita... Papel, lápices 

B. Formando una compañía Papel, marcadores, cinta adhesiva 




en 
fomento 



Oración y alabanza hasta 10 



Compañerismo 


Ninguno 


Cantos 


Ver pág 53 


Misiones 


Folleto IVíisión para niños 


Ofrenda 


Barco de juguete 


Oración 


Ninguno 



O 



o 



Lección bíblica hasta 20 Experimentando la Pizarrón o pizarra metálica, 

historia campana o tambor 

Versículo para memorizar Pizarrón o pizarra, tiza o marcador, 
once copias del patrón de herramien- 
ta (ver la pág 115), caja de herra- 
mientas o de cartón 
Estudio de la Biblia Biblias, tiza o vara 



Aplicando la 
lección 



hasta 1 5 Voluntad de Dios 



Himnarios, pizarrón o pizarra, tiza 
o marcador 



Compartiendo la hasta 15 Herramientas 

lección 



Biblias, patrones de herramientas 
(ver p. 115), tijeras, lápices 



En cualquier momento del programa se puede orar o alabar a Dios con un canto 



LECCIÓN SEIS 51 



ENSENANDO lA LECCIÓN 




Necesita: 

• papel 

• marcadores 

• cinta adhesiva 



Bienvenida 

Dé la bienvenida a sus alumnos en la puerta de entrada. Pregúnteles cómo 
han pasado la semana, qué cosas buenas les sucedieron o qué problemas enfren- 
taron. Escúchelos repetir el versículo para memorizar de la semana pasada y aní- 
melos a contar una experiencia de su estudio de la lección de la semana pasada. 
Comiencen con la actividad preliminar que usted haya elegido. 



o 



Actividadei preliminareí 



Seleccione la actividad o actividades más apropiadas para su situación. 

A. Se necesita../' 

Pida a sus alumnos que se reúnan en grupos y redacten un anuncio buscando 
personas que ayuden a construir el arca. Pídales que anoten una lista de cualida- 
des que se necesitan (habilidades de construcción como carpintería, capacidad de 
trabajar en equipo, ser creyentes). Cuando los grupos terminen su trabajo, pídales 
que lean la lista al resto de la clase. 

Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere la respuesta: ¿Cuál creen que es la cualidad 
más importante que debió tener alguien que le ayudara a Noé? Una cualidad 
muy importante sería obedecer las instrucciones de Dios, seguir los planes de 
Dios. El versículo para memorizar nos dice: enséñame a hacer tu voluntad, 
porque tú eres mi Dios' (Salmo 143:10). Los miembros de la familia de Noé se 
convirtieron en obreros de Dios cuando Dios le pidió a Noé que construyera el 
arca. Noé y su familia deseaban hacer lo que Dios quería que hicieran. Ellos 
querían hacer la voluntad de Dios. Nuestro mensaje de hoy es: 

I — \ LOS MIEMBROS DE LA FAMILIA DE DIOS DESEAN HACER SU 
V — ^ VOLUNTAD. 

Díganlo conmigo. 

B. Formando una compañía 

Diga a sus alumnos: Vamos a hacer un cartel que anuncie el nombre de 
una nueva empresa familiar. Noé y sus hijos formaron una gran empresa. 
¿Qué clase de negocio era? ¿Qué iban a fabricar? (Un arca o barco grande.) ¿Por 
qué construyeron un barco tan grande? (Porque Dios les dijo que lo hicieran así 
para que se salvaran de las aguas del diluvio que vendría sobre la tierra.) ¿Cómo 
piensan que debería llamarse su empresa? Acepte sugerencias. Distribuya entre 
sus alumnos los materiales. Pida a sus alumnos que trabajen juntos preparando un 
gran cartel que diga: NOÉ E HIJOS, CONSTRUCTORES DE BARCOS o el nombre 
que sus alumnos deseen darle a su empresa. Cuelgue el cartel donde todos pue- 
dan verlo y déjelo allí por el resto del mes. 

Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere la respuesta: Levanten la mano si sus 
padres trabajan en una empresa. ¿En qué clase de empresa trabajan? ¿Qué 
necesitan para iniciar una empresa? (Algo para hacer o un producto para fabri- 
car, empleados que trabajen para ti, un propósito, materiales.) ¿Qué personas 



52 LECCIÓN SEIS 



necesitarás? (presidente, secretarias, empleados o trabajadores) ¿Cómo sabe la 
gente que existe ese negocio? (propaganda, productos, tarjetas de presentación, 
etc.) ¿Qué tienen en común todas las personas que trabajan en una empresa? 
(Iiacen lo que el dueño de la empresa les pide que hagan.) El versículo para 
memorizar nos dice: 'Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios' 
(Salmo 143:10). Los miembros de la familia de Noé se convirtieron en obreros 
de Dios cuando construyeron el arca. Deseaban hacer lo que Dios quería que 
hicieran. Ellos querían hacer la voluntad de Dios y nosotros también quere- 
mos hacer su voluntad. Nuestro mensaje de hoy es: 



1^^ — ^ LOS MIEMBROS DE LA FAMILIA DE DIOS DESEAN HACER SU 
VOLUNTAD. 

Díganlo conmigo. 



o 




a- 





Oración y alabaniaM 



Compañerismo 

Si es apropiado informe los problemas o pesares y los motivos de gozo de los alum- 
nos, según lo expresaron al entrar. Permita que sus alumnos comenten sus experiencias 
con el estudio de la lección de la semana pasada y repase el versículo para memorizar. 
Celebre los cumpleaños, acontecimientos especiales y logros de sus alumnos. Dé una 
cordial bienvenida a todos los visitantes. 



Cantos sugerentes 

'Jesús me guía'' (Himnario adventista, n° 423). 
/^ ''Somos sus manos'' (Alabanzas infantiles, n° 122). 

{J "Habla, Señor, a mi alma" (Himnario adventista, n° 413). 

'Tap, tap, tap" (Alabanzas infantiles, n° 123). 
"El martillo de Noé" (Alabanzas infantiles, n° 107). 

^¡ Misiones 

^ Cuente una historia del folleto Misión para niños. 



Necesita: 

• barco de 
juguete 



Ofrenda 

Use un barco de juguete como recipiente de la ofrenda. Hable 
acerca de cómo ayudamos a edificar el reino de Dios cuando com- 
partimos nuestros dones a través de las ofrendas, así como cuando trabajamos juntos 
para hacer la voluntad de Dios. 

Oración 

Pida a Dios que ayude a cada uno a desear hacer lo que Dios quiere que haga. 



LECCIÓN SEIS 53 



o 



Necesita: 

• pizarrón o 
pizarra metáli- 
ca 

• tiza o marca- 
dor 

• campana o 
tambor 



Lección bíblicA 



Experimentando la historia 

Escenario: 

Anote en el pizarrón en grandes 
letras, lo siguiente: NOÉ CREYÓ Y 
CONSTRUYÓ EL ARCA 

Diga a sus alumnos: Hoy formare- 
mos un coro todos juntos. Vamos a 
contar la historia de Noé entre todos. 
Cuando suene la campana o toque el 
tambor (o algún otro sonido), ustedes 
dirán juntos las siguientes palabras 
(señale hacia el pizarrón o pizarra): NO-É 
CRE-YÓ Y CONS-TRU-YÓ EL AR-CA. 
Pida a sus alumnos que practiquen la 
frase dando una palmada en cada sílaba. 



Lea o cuente la historia 

Era una mañana tranquila. Noé se 
levantó temprano, como siempre para 
orar. Había una gruesa capa de rocío 
sobre el suelo. ¿Sabes qué es el rocío? 
(Acepte respuestas.) Son esas gotas 
pequeñas de agua que se encuentran 
afuera cada mañana. El agua se forma 
por la condensación de la humedad en 
la atmósfera. El rocío regaba los viñe- 
dos y el jardín de Noé. El agua subía en 
lugar de bajar. Así también se regaba el 
jardín del Edén. Así se regaba la tierra 
desde que Dios la había creado. 

Noé miró hacia la ciudad a través 
de las montañas. La ciudad era un sitio 
aterrador. Las personas se mataban y 
se robaban. No era el tipo de vida que 
Dios había planificado para su pueblo. 
¿Qué nos ha pasado?, se preguntaba 
Noé. Esas mismas cosas estaban suce- 
diendo ahora en el lugar donde vivía 
Noé. Ya no había un lugar seguro. 

Esa mañana, mientras Noé oraba. 
Dios le habló: -Noé, el mundo se ha 
vuelto tan malo que he decidido aca- 



bar con todas las cosas y comenzar de 
nuevo. Nadie, sino solamente tú, les 
está enseñando a sus hijos el amor de 
Dios y a ser bondadosos unos con 
otros. La gente tiene miedo en su pro- 
pio hogar. Quiero ponerle fin a este 
sufrimiento. 

Y siguió diciendo: -Noé, quiero que 
construyas un gran barco de madera 
de ciprés. (Sonar la campana. Los alum- 
nos repiten: NO-É CRE-YÓ Y CONS-TRU-YÓ 
EL AR-CA.) Noé probablemente sabía 
qué era un barco. La gente navegaba 
en barcos en los lagos y mares que 
Dios había creado. También sabía qué 
era madera de ciprés. Era madera de 
un árbol muy fuerte. (Sonarla campana. 
Los alumnos repiten: NO-É CRE-YÓ Y 
CONS-TRU-YÓ EL AR-CA.) 

Pero cuando Dios comenzó a decir- 
le a Noé lo grande que debía ser el 
arca, Noé no entendió muy bien. Tal 
vez le dijo: -Pero, Señor, eso es gigan- 
tesco. El barco que Dios le pidió a Noé 
debía ser más alto que un edificio de 
cuatro pisos (compárelo con un edificio 
local), tan largo como una cancha y 
media de fútbol y más ancho que una 
carretera de cuatro carriles. 

(Sonar la campana. Los alumnos repi- 
ten: NO-É CRE-YÓ Y CONS-TRU-YÓ EL AR- 
CA.) 

Pero eso no era todo. Debía tener 
tres cubiertas: baja, mediana y superior. 
Las cubiertas del barco estarían conec- 
tadas con rampas. Pero el barco iba a 
tener solamente una puerta y única- 
mente una ventana para dejar pasar el 
aire y la luz. Iba a tener muchos com- 
partimentos o casillas para todos los 
animales que entrarían en él. Y el plan 
de Dios incluía almacenes para la comi- 
da, tanto de la gente como de los ani- 
males. Algunos científicos piensan que 
el arca era lo suficientemente grande 
como para albergar a 45.000 animales. 



54 LECCIÓN SEIS 



(Sonar la campana. Los alumnos repi- 
ten: NO-É CRE-YÓ Y CONS-TRU-YÓ EL AR- 
CA.) 

Pero Noé simplemente no podía ir 
a una maderera a comprar suficiente 
madera. Tenía que pensar en todo el 
trabajo que le llevaría construir el arca. 
Debían cortarse los árboles. Alguien 
tenía que quitar las cortezas de los 
troncos y cortarlos en tablas. Se iban a 
necesitar muchos clavos. La lista pare- 
cía interminable. 

(Sonar la campana. Los alumnos repi- 
ten: NO-É CRE-YÓ Y CONS-TRU-YÓ EL AR- 
CA.) 

Y entonces dijo Dios: -Voy a enviar 
agua desde el cielo para destruir todo y 
a todos los que no crean en mí. Hasta 
los animales se han vuelto muy peligro- 
sos. 

Noé estaba asombrado. Tal vez 
pensó: ¿Para qué construir un barco si 
todo va a morir? 

(Sonar la campana. Los alumnos repi- 
ten: NO-É CRE-YÓ Y CONS-TRU-YÓ EL AR- 
CA.) 

Entonces Dios le explicó que él, su 
esposa y sus tres hijos, Sem, Cam y 
Jafet, estarían seguros en el arca. Si 
otros querían salvarse, serían bienveni- 
dos en el arca. De hecho, Noé invitó a 
todos a entrar al arca para salvarse del 
diluvio que Dios había prometido. 
Habría suficiente espacio para las per- 
sonas y los animales. 

Seguramente Noé se preguntó 
cómo iba a meter a todos esos gatos y 
perros, canguros, tigres, elefantes y 
otros animales. Si yo hubiera sido Noé, 
hubiera tenido miedo especialmente de 
los animales salvajes y las serpientes 
venenosas, ¿y tú? 

(Sonar la campana. Los alumnos repi- 
ten: NO-É CRE-YÓ Y CONS-TRU-YÓ EL AR- 
CA.) 

Me imagino que Noé colocó carte- 
les y anuncios pidiendo ayuda para 
construir su enorme barco. Y algunas 
personas vinieron a ayudarlo. Cortaron 
los árboles y sacaron las cortezas de 
los troncos. Le ayudaron a construir el 



armazón del barco. También los hijos 
de Noé le ayudaron. ¿Qué piensas que 
hicieron? (Acepte respuestas.) 

La esposa de Noé comenzó a tejer 
tela gruesa para los costales en que 
almacenarían los alimentos. Tal vez 
también preparó canastas para aca- 
rrear la comida de los animales. Había 
mucho trabajo pendiente. 

Algunas de las personas que ayu- 
daron a Noé creían en Dios, pero 
murieron antes que terminara la fabri- 
cación del barco. Otros ayudaron aun 
cuando no creían. Otros miraban sim- 
plemente y se burlaban de Noé. Pero 
Dios les tuvo paciencia. 

Ni Noé ni su familia sabían al 
empezar el proyecto, que les tomaría 
120 años terminarlo. Pero continuaban 
trabajando porque Dios les había dicho 
que lo hicieran y ellos querían hacer la 
voluntad de Dios. 

(Sonar la campana. Los alumnos repi- 
ten: NO-É CRE-YÓ Y CONS-TRU-YÓ EL AR- 
CA.) 

Tal vez Noé no comprendió todo lo 
que Dios le estaba pidiendo que hicie- 
ra, pero lo hizo de todos modos. Noé 
quería agradar a Dios y hacer su volun- 
tad. Nosotros tal vez no siempre enten- 
demos lo que Dios quiere que haga- 
mos, pero cuando queremos hacer su 
voluntad, él nos ayudará a saber lo 
que debemos hacer. 

Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere la 
respuesta: Sí hubieran vivido en 
tiempos de Noé, ¿qué hubieran pen- 
sado cuando Noé les dijera que Dios 
iba a traer un diluvio? ¿Por qué pien- 
san que algunas personas no creye- 
ron lo que les dijo Noé? ¿Hubieran 
ayudado a Noé a construir el arca? 
¿Por qué? ¿Qué hizo que Noé siguiera 
trabajando aun cuando le llevó tanto 
tiempo y la gente se reía de él? Aun 
cuando Noé no hubiera entendido 
mucho acerca de lluvia o no le gusta- 
ra que la gente de su pueblo se riera 



LECCIÓN SEIS 55 



Necesita: 

• pizarrón o 
pizarra metáli- 
ca 

• tiza o marca- 
dor 

• once copias 
de patrón de 
herramienta 
(verpág. 115) 

• caja de herra- 
mientas o de 
cartón 



Necesita: 

• Biblias 

• vara o tiza 



de él, siguió trabajando y haciendo lo 
que Dios le pedía que hiciera. 
Deseaba agradar a Dios y hacer su 
voluntad. ¿Desean ustedes hacer la 
voluntad de Dios? 

¿Recuerdan nuestro mensaje de 
hoy? Vamos a decirlo juntos: 

IV . LOS MIEMBROS DE LA 

I > FAMILIA DE DIOS DESEAN 
— y^ HACER SU VOLUNTAD. 



Versículo para memorizar 

Anote con anticipación el versículo 
para memorizar en once copias del 
patrón de herramienta de la pág. 115, 
una palabra en cada una. No se olvide 
de la referencia. Anote el versículo para 
memorizar donde todos puedan verlo. 
El versículo para memorizar dice: 
'enséñame a hacer tu voluntad, porque 
tú eres mi Dios" (Salmo 143:10). 

Coloque las ^^herramientas" en una 
caja de herramientas o en una caja de 
cartón y pida a sus alumnos que se 
agrupen en grupos pequeños para 
colocar en orden todas las herramien- 
tas o palabras y luego leer juntos el 
versículo. Repita la actividad hasta que 
todos hayan tenido su turno y los 
alumnos sepan el versículo. 



Estudio de la Biblia 

Distribuya Biblias entre sus alum- 
nos, o pídales que usen la propia. 
Pídales que lean Génesis 6:15 y 16. 
(Adapte lo siguiente. Use las medidas 
utilizadas en el lugar donde vive.) 
Pregunte a sus alumnos: ¿Saben cuán- 
tos son 135 metros? ¿Y 22,5 metros? 



135 metros equivales más o menos al 
largo de doce autobuses. El ancho de 
seis autobuses equivale aproximada- 
mente a 13 metros. Vamos a salir a 
caminar por el patio para imaginar- 
nos el tamaño del arca. Cada paso 
equivale a 30 cm. 

Salgan afuera. Cuente 450 pasos 
caminando con sus alumnos. Esto 
representará los 150 metros. Si es posi- 
ble, use una vara (para marcar la tierra) 
o tiza (para marcar el cemento) para ir 
marcando una raya al caminar. Luego 
camine hacia la derecha o izquierda 
para ver cuántos son 75 pasos de 
ancho. Vaya luego en otra dirección y 
dibuje una X al llegar a 45 pasos. Hable 
de cuan alto son 45 pasos. Señale un 
árbol o edificio que sea de ese alto. 
Coloqúense en el centro del ''arca'' que 
han dibujado y extiendan los brazos. 



Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere la 
respuesta: Cuenten de alguna ocasión 
en que han estado en un edificio tan 
grande como éste. ¿Cuáles son algu- 
nas de las cosas que pueden hacer en 
un espacio tan grande? ¿A quiénes 
invitarían a vivir en una casa tan 
grande? ¿Por qué piensan que Dios 
quería que fuera tan grande el arca? 
¿Por qué piensan que Noé y su fami- 
lia construyeron un barco tan gran- 
de? El mensaje de hoy nos da la res- 
puesta. Vamos a decirlo juntos nue- 
vamente: 



n K LOS MIEMBROS DE LA 

FAMILIA DE DIOS DESEAN 
HACER SU VOLUNTAD. 



o 



56 LECCIÓN SEIS 



o 



AplicAndo Ia 
lección 



La voluntad de Dios 

Diga a sus alumnos: Ahora vamos 
a entonar un canto. Piensen bien en 
las palabras que están cantando. 

Canten ''Oigo del Señor la voz llaman- 
do'' (Himnario adventista, n° 441, sola- 
mente el coro). 

Pregunte a sus alumnos: ¿Cuál pien- 
san que es la voluntad de Dios para su 
vida? (Obedecer a los padres, hablarles a 
otros de Dios, ser bondadoso y amable, 
no ser egoísta, ser generoso, ser misione- 
ro en un país lejano, etc.) Forme una lista 
con las respuestas y tome tiempo para 
comentar cada una. Pregunte a sus 
alumnos: ¿Cuáles de esas cosas pueden 
hacer ahora? ¿Cuáles harán cuando 
sean más grandes? 



Para reflexionar 

Conceda tiempo para que sus alum- 
nos respondan a lo siguiente: ¿Han pen- 
sado antes en cuál será la voluntad de 
Dios para su vida? ¿Les parece que es 
fácil o difícil hacer lo que Dios quiere 
que hagamos? ¿Por qué? ¿Les parece 
que Dios puede ayudarnos a querer 
hacer su voluntad en nuestra vida? (Sí.) 
¿Qué piensan que nos haría más feli- 
ces: hacer lo que Dios desea que haga- 
mos o lo que nosotros queremos 
hacer? ¿Por qué? ¿Es siempre fácil 
saber lo que Dios quiere que haga- 
mos? ¿Cómo podemos saberlo? (Orar, 
leer la Biblia, escuchar a tus padres y 
maestros, etc.) 

Vamos a decir juntos nuevamen- 
te nuestro mensaje de hoy: 

R K LOS MIEMBROS DE LA 

l^ y FAMILIA DE DIOS DESEAN 
^ HACER SU VOLUNTAD. 



o 



Compartiendo la 
lección 



Herramientas 

Copie con anticipación algunos de 
los patrones de herramientas (ver pág. 
115) y recórtelos (o pida a sus alumnos 
que los recorten). Ayude a sus alumnos 
a encontrar en su Biblia el versículo 
para memorizar. Pídales que lo lean 
juntos. Reparta las siluetas de herra- 
mientas. Pida a sus alumnos que ano- 
ten en ellas el versículo para memori- 
zar: 'Enséñame a hacer tu voluntad, 
porque tú eres mi Dios' (Salmo 
143:10). 

Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere la 
respuesta: Piensen en alguna persona 



a la que le quieran mostrar su herra- 
mienta. Lleven su herramienta a casa. 
Mientras se la muestran a esa perso- 
na, cuéntenle cómo Noé y su familia 
hicieron la voluntad de Dios. 
Recuerden esta semana descubrir 
cómo Dios los está guiando para hacer 
su voluntad en favor de otras perso- 
nas. Recuerden nuestro mensaje de 
hoy: 






LOS MIEMBROS DE LA 



I > FAMILIA DE DIOS DESEAN 
^ HACER SU VOLUNTAD. 



Clausura 

Pida a Dios que ayude a sus alum- 
nos a estar dispuestos a hacer la volun- 
tad de Dios en todo tiempo. 



Necesita: 

• himnarios 

• pizarrón o 
pizarra metáli- 
ca 

• tiza o marca- 
dores 



Necesita: 

• Biblias 

• patrones de 
herramientas 
(ver pág. 115) 

• tijeras 

• lápices 



LECCIÓN SEIS 57